jueves, 20 de marzo de 2014

TRUCO PARA TENER CALDO DE POLLO PARA SALSAS Y BASES DE PLATOS


Este caldo que os mostramos aquí no es talmente un caldo para tomar como consomé, sino el caldo que vamos a usar para hacer salsas y guisos que necesiten de esta base en vez de añadir agua, que hombre, es muy sana pero sabor, lo que se dice sabor, como que no da mucho.

Como base de plato que es vamos a intentar que sea barato, sencillo y rápido.



Para 1 litro de caldo aproximadamente usaremos:

2 ó 3 carcasas de pollo. Las encontramos ya en todos los supermercados envasadas aunque también podemos comprarlas en nuestra carnicería.
2 puerros o cebolletas frescas
1 ó 2 zanahorias
1 hoja de laurel
1 ramillete, como 3 ó 4 ramitas de perejil
Sal y pimienta.

Antes que nada el pollo lo tendremos, como 20 minutos en agua templada, no caliente. Le rasparemos los restos de sangre y le quitaremos los trozos de grasa que le quede.

Pondremos en una olla, como 1,5 litros de agua y cuando esté caliente añadimos, el pollo, y las verduras peladas y enjuagadas, junto con el laurel y el perejil.

Añadiremos un poco de sal y pimienta negra y a hervir como 25-30 minutos. Pasado este tiempo colaremos y nos quedaremos con el caldo, que es lo que buscábamos. Las verduras podemos usarlas para comerlas con un poco de vinagreta en templado.

Hemos obtenido un caldo para usar en nuestra cocina, por menos de 1,5 €, y es perfecto.


2 comentarios:

  1. Fantástico fondo. Siempre viene bien tener en el congelador un buen caldo para distintas preparaciones. Un abrazo.

    ResponderEliminar